El parque

Conozco un parque en el que no hay verdes árboles llenos de vida, hay negros troncos con ramas huesudas que señalan al pasar, su sabia es oscura y densa del cual emana un pútrido olor a muerte.

Los pájaros lanzan un trino al aire que suena a acusación.

Personas sombrías con collar al cuello son paseados por perros sobre dos patas.

Aquí no hay grandes conejos blancos que llegan tarde a una cita, hay enormes conejos negros sin ninguna prisa que te arrastran a inhóspitos agujeros.

Extraños edificios inhabitados están repartidos por todo el parque, testigos del no pasar del tiempo.

En el centro del parque, hay un lago de aguas turbias con un barquero que solo acepta monedas de plata como pago.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: