Bucle

Gente sin rostro cruzan sus vidas a diario sin inmutarse, comparten espacio y tiempo, respiran el mismo aire, coexisten.

Luego no se recuerdan, no serian capaces de reconocerse en una prueba policial.

Si su vida dependiera de recordar al compañero de metro o de bus, no abría sitio en el tanatorio.

Gente que no es gente, personas des-personadas inmersos en una rutina que actúa como las anteojeras de los caballos, solo miran el pequeño mundo que tienen en la palma de la mano.

Esa gente camina sin la cabeza y todavía no es consciente, siguen en su bucle diario.

Alberto Bayón-Cerezo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: