En la Plaza Roja

He viajado miles de kilómetros tras una imagen con la necesidad de ver con mis propios ojos un icono mil veces reproducido, sentía la llamada de ese lugar.

Finalmente llego a mi destino, hace frio, hay soldados alrededor de la plaza roja, no hay mas de unos diez turistas disparando contra la catedral de san Basilio cientos de fotos con ridículas poses que luego recibirán cientos de “likes” en redes sociales.

Antes la fotografía la enseñabas en el salón de casa pasando las diapositivas en una tarde familiar, ahora son expuestas ante millones de personas, pero tienen menos atención que cuando las enseñabas en casa, eso es vida moderna.

Me paro ante la catedral, respiro, saco una petaca comprada en una tienda de souvenirs en Sant Petersburgo, lleva vodka y zumo de manzana, un extraño coctel realizado al no tener con que mezclarlo en el tren que nos trajo anoche desde la antigua Leningrado.

Observo la catedral; sus colores, sus formas, los relieves, me pierdo en ella el tiempo pasa y no me doy cuenta, tengo la sensación que no podré estar en ningún otro lugar, estoy atrapado por ella, no me deja huir, tampoco lo intento no quiero, estoy donde quiero.

Noto correr energía por mis piernas, baja por mis pies, me siento mas conectado que nunca a la tierra, de mis hombros empiezan a salir extrañas formas que suben hacia el cielo.

Un crepitar de antiguo barco retumba en mis oídos mientras una gran sombra empieza a rodearme, levanto la cámara, enfoco, y tomo mi ultima fotografía.

Alberto Bayón-Cerezo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: