Un lunes cualquiera

Puedo ver el fulgurante verde de las hojas meciéndose por el viento, arboles arropados por cientos de plantas que los abrazan como jóvenes amantes.

pisa021

Puedo escuchar el trinar de los pájaros entonando al unísono una sinfonía desconocida.

Puedo oler la tierra mojada que me trae recuerdos de mi niñez.

pisa015

Puedo saborear el aire puro de las montañas de la Toscana como si fuera un manjar.

Puedo ver los sonrientes vecinos saludar amablemente al pasar.

Mi piel se eriza como el pene de un adolescente una mañana de verano.

pisa018

Todo va a negro.

Una luz cegadora llega como un tren de carga a mis pupilas;

X-PAN155

Ahora los arboles son columnas de hierro, el verde fulgurante quedo lejos ya, ahora todo es blanco y frio.

El trino de los pájaros se convierte en un ritmo incesante de golpes mecánicos.

X-PAN036

Ya no me llega el olor a tierra mojada, ahora un olor nauseabundo a aceite de corte lo invade todo de tal manera que puedo saborearlo.

Los amables vecinos ahora son meros homúnculos deambulando entre maquinas.

X-PAN037

A mi piel llegan trozos de metralla despedidos con desgana por maquinaria alemana.

No he despertado de un sueño, tampoco es una pesadilla tan solo es un lunes cualquiera.

Alberto Bayón-Cerezo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: